Algunos sonetos de amor

QUE CONTIENE UNA FANTASÍA CONTENTA

CON AMOR DECENTE

 

Detente, sombra de mi bien esquivo,

imagen del hechizo que más quiero,

bella ilusión por quien alegre muero,

dulce ficción por quien penosa vivo.

 

Si al imán de tus gracias, atractivo,

sirve mi pecho de obediente acero

¿para qué me enamoras lisonjero

si has de burlarme luego fugitivo?

 

Mas blasonar no puedes, satisfecho,

de que triunfa de mí tu tiranía:

que aunque dejas burlado el lazo estrecho

 

que tu forma fantástica ceñía,

poco importa burlar brazos y pecho

si te labra prisión mi fantasía.

 

                     ***

 

SÓLO CON AGUDA INGENIOSIDAD

ESFUERZA EL DICTAMEN DE QUE SEA LA

AUSENCIA MAYOR MAL QUE LOS CELOS

 

El ausente, el celoso, se provoca,

aquél con sentimiento, éste con ira;

presume éste la ofensa que no mira,

y siente aquél la realidad que toca.
Éste templa, tal vez, su furia loca,

cuando el discurso en su favor delira;

y sin intermisión aquél suspira,

pues nada a su dolor la fuerza apoca.

 

Éste aflige dudoso su paciencia,

y aquél padece ciertos sus desvelos;

éste al dolor opone resistencia,

 

aquél, sin ella, sufre desconsuelos;

y si es pena de daño, al fin, la ausencia,

luego es mayor tormento que los celos.

 

Sor Juana Inés de la Cruz, Sonetos completos, interZona editora, Buenos Aires, 2013.